Samsung y Apple apuestan por fabricar más “phablet”, teléfonos inteligentes de gran tamaño. Aunque al principio se creyó que sería una moda pasajera, gigantes tecnológicos se decantan por lanzar y mejorar este tipo de dispositivos.

Mientras el gigante surcoreano tiene el Galaxy S6 Edge+, la empresa de la manzana promociona iPhone 6 Plus. Ambos se hallan dentro de las preferencias de los usuarios quienes desde ya, hacen comparaciones entre los dos aparatos.

La principal diferencia entre Galaxy S6 Edge+ y el iPhone 6 Plus es el sistema operativo. El primero usa Android en su versión 5.1 Lollipop,  incorporando su capa TouchWiz; mientras que el segundo tiene su propio ecosistema, iOS 8.

4 Otras características son las pantallas. Apple se decidió por una de 5.5 pulgadas, tecnología Retina HD con una resolución de 1.920 x 1.080 p (401 ppp). Esto permite imágenes brillantes y de buena calidad. El nuevo modelo de Samsung es un poco más grande que alcanza las 5.7 pulgadas de su panel Super Amoled. Ofrecen una sensación de aparato compacto. La resolución de este dispositivo es de 2.560 x 1.440 píxeles y una densidad de 518 ppp), que también garantiza una mayor calidad.

La delgadez es un factor que los usuarios no pasan desapercibidos. El iPhone 6 Plus tiene 7.1 milímetros y el Galaxy S6 Edge+ es más fino (6.85 milímetros). Éste último está fabricado en un cuerpo “unibody” en donde el aluminio se encuentra con el vidrio.

En la era de los selfies, contar con una buena cámara en los dispositivos es fundamental. La empresa surcoreana tiene un sensor principal, de 16 megapíxeles, con estabilizador óptico de imagen y una apertura de F1.9. Por su lado el teléfono de Apple llega a 8 megapíxeles y apertura de F2.2. Ya se sabe que el tamaño de los píxeles no garantiza mejores imágenes, pero es un logro poder ampliar la foto más que su rival.

Compartir