Desde una plaza o parque, una universidad o una oficina pública. Ahora navegar en internet es algo muy accesible gracias a un wifi. ¿Pero usar redes inalámbricas en cualquier lugar es tan seguro como se cree?

La respuesta es negativa pues la persona también debe tomar previsiones para evitar que sus datos privados sean descubiertos.

Los datos que se usan cuando conectamos dispositivos al wifi, podrían representar un riesgo debido a que es posible compartir información privada sin querer con otras personas. Por ello, especialistas recomiendan navegar en conexiones inalámbricas que pidan clave de ingreso o usar aparatos como VPN (Virtual Private Network), red privada que encripta datos.

El VPN es un servicio gratuito que puede conseguirse con determinadas aplicaciones y permite que sea más difícil que algún intruso registre información personal. Es uno de los sistemas más sugeridos por especialistas en la materia.

wifi_logo Entre otras cosas, diferentes fuentes también aseguran que incluso si la conexión se mantiene abierta, generalmente la gran mayoría de las páginas web utilizan el protocolo ‘htpps’, como son el caso de las redes sociales, correos electrónicos, entidades bancarias, gubernamentales, entre otras, pues les permite una navegación moderadamente segura.

A pesar de eso, recuerdan que no todos las conexiones inalámbricas son seguras al 100 por ciento.

El wifi ha logrado una importante penetración en la población mundial y ello lo confirma que la tecnología agrupa el 40% del traspaso de datos móviles. Además se estima que en el año 2019 más de 60% de dispositivos utilizarán la red inalámbrica.

El 4G LTE es el nuevo enemigo del wifi, una nueva tecnología que tiene alcance en un gran número de operadoras para dar conectividad a sus clientes. Una de sus bondades es una buena velocidad y descarga superior al 3G.

Pero son los usuarios quienes tienen el poder de decidir qué sistema usan para navegar. En cualquier caso, no hay que olvidar la seguridad al hacerlo.

Compartir