Muchos expertos y seguidores de los gigantescos avances tecnológicos hoy en día, se han volcado a sostener de manera argumentativa y sostenida que la extinción o desaparición de la telefonía celular es inminente y no tiene marcha atrás, desde hace casi 30 años en el mercado los teléfonos móviles han marcado un desarrollo significativo en las industria de las telecomunicaciones, dejando atrás muchas herramientas de comunicación.

El inmenso crecimiento actual de los ya conocidos dispositivos Wearables, según la opinión de algunos expertos en la materia, hará sin lugar a dudas que la telefonía celular como la conocemos actualmente desaparezca por completo dando así un nuevo paso en el desarrollo tecnológico del siglo XXI.

apertura-smartphone-sol

Una película de ficción muy famosa Chappie, estrenada en las carteleras de cine sudafricanas y mundiales en general el presente año, hace referencia en cierta forma al desuso de la telefonía celular, la misma nos muestra como a través de la creación de un casco cibernético para la manipulación de un robot se pueden imprimir las actividades sinápticas del cerebro, creando un mapa visual frente a los ojos del usuario indicando con precisión las actividades más peligrosas del “enemigo” y las acciones más pertinentes a realizar.

Del mismo modo la aparición del (Oculus Rift, Hololens de Microsoft) en simulación de realidad virtual y estimulación de la retina, “liberara” al hombre de tener que mirar la mayor parte del día a las pequeñas pantallas de sus teléfonos celulares y evitar el uso prolongado de sus extremidades para manipularlo, por ejemplo.

Como uno de los objetos que más permanece a nuestro lado durante el día, la telefonía celular es una herramienta comunicacional que está conectada a la red mundial de información como un dispositivo de recepción y envío de datos mejor conocido en la actualidad como (Smartphone). Así mismo sea verosímil la gran necesidad del hombre actual en adoptar de manera permanente uno de estos dispositivos

Compartir