A finales del siglo XVIII principios del XIX después de surgimiento avasallante de la revolución industrial, la nueva era tecnológica que se avecinaba, hizo que los representantes de la ciencia se pronunciaran apresuradamente sobre los problemas que aquejaban a la humanidad hasta ese momento, haciendo una afirmación aparentemente verdadera manifestó que para los primeros 50 años del segundo mileno después de la muerte de cristo, se habrían solucionado todos los problemas del hombre como, el hambre la pobreza, la minimización del consumo excesivo de recursos natural que se avecinaba con la nueva era.

descarga (1)

El oscuro destino tecnológico de la humanidad se vislumbra incierto 100 años después de dicha sentencia cientificista, cuando hoy en día vemos más a menudo los repentinos y sorpresivos cambios climáticos en nuestro planeta,  en una cultura cuya predominancia económica es cada vez más apegada al capitalismo y consumismo casi excesivo.

La dependencia tecnológica actual está cada vez más marcada por los avances científico-técnico que siguen tendiendo a ser más ´´cercanos´´ a la velocidad de la luz, en la que de forma indetenible se necesitan cada vez más recursos naturales para mantener en pie el desarrollo sostenido de la industria tecnológica.

Es así como de forma clara se observa en el horizonte el oscuro destino tecnológico de la humanidad, cuando la misma ciencia ha tenido que enfrentarse a los problemas que creería casi erradicados del acontecer mundial para esta era mundial que actualmente nos precede.

Textualmente MAX PERUTZ nos muestra en su libro: Es necesaria la ciencia?  ‘’ El hecho de que Adán haya mordido la manzana, fue lo mejor que le pudo pasar a Eva’’. Una reflexión que nos lleva a concebir aún más la idea del oscuro destino tecnológico de la humanidad.

Otros críticos y observadores de la opinión pública, incluso los temas centrales de algunas películas de ciencia ficción, muestran claramente como el paradero del hombre será, ser esclavo de su propia ‘’libertad’’.

Compartir