Desde hace algún tiempo, había estado circulando por toda la red una información que inicialmente causo revuelo y descontento en los usuarios consumidores de la nueva línea Smart TV de Samsung. El día de hoy esta nueva tecnología ha generado gran preocupación entre el público general, puesto que los cyber ataques son un punto débil para esta nueva herramienta electrónica.

jbjb

En el transcurso de estos días se ha estado filtrando en la red, la manera en como estos dispositivos virtuales pueden ser víctimas de cyber ataques. En principio se mantenía una acusación permanente al consorcio privado sur coreano Samsung, ya que habían habilitado como función preinstalada el reconocimiento de voz, mediante un micrófono integrado en la nueva serie Smart TV, pudiendo así captar todas las conversaciones que tuvieran lugar en el sitio donde se hallara el equipo, para posteriormente procesarla y enviarla a servidores privados.

Después de un informe arrojado a la luz pública por la línea de producción de Samsung, la empresa internacional se excusó con la opinión pública y sus usuarios, haciendo énfasis en que esta función podía ser habilitada o desactivada cuando las personas quisieran, mostrando un pequeño icono identificador en las pantallas del terminal inteligente.

Sin embargo  en el presente la preocupación es mayor, y la vulnerabilidad de estos equipos aún más. Con las constantes actualizaciones de software que ha tenido la tecnología Smart TV es posible realizar transacciones virtuales como, transferencias bancarias, pagos con tarjeta de crédito,  compras online entre otros. Dando paso así a la posibilidad plausible de sufrir cyber ataques inminentes, por parte de los delincuentes virtuales.

No obstante, es importante recordar que los sistemas de seguridad integrados en estos nuevos dispositivos son aún, medianamente vulnerables y fácilmente quebrantables, lo que combinado con una conexión a la web de por medio de una red inalámbrica, seria presa fácil de programas espías cibernéticos. Siendo así, quien atenta entonces contra la privacidad?