Es un pequeño marcapasos inalámbrico, el cual puede servir totalmente en ciertos tipos de paciente  que padecen algunos tipos de fallas a nivel cardíaco que con su ayuda, disminuyen notoriamente los riesgos de mortalidad.

Sin embargo, por ser no quirúrgico y algo fuera de lo tradicional, muchos médicos especialistas advierten que pudiera resultar riesgosa la aplicación de este como parte de la nueva tecnología en pacientes delicados, que a diferencia de los marcapasos comunes, este resulta tan diminuto y sin cables que puede acoplarse al lado derecho cardíaco, mediante un fino catéter inducido por la pierna.

pacemakerx299

Investigaciones de hoy en día afirman que la implantación del marcapasos inalámbrico en 500 pacientes que formaron parte del estudio inicial, concurrieron efectivamente con resultados beneficiosos mientras que el 7% si acarrearon con efectos colaterales posterior a 6 meses de su colocación. Si bien, este estudio fue presentado en la Sociedad Europea de Cardiología en Londres, obteniendo expectativas amplias, publicadas a su vez en revistas medicinales.

Por otra parte, el marcapasos inalámbrico ya se aprobó completamente en Europa y ahora se planea ser presentado en asociaciones como la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos o también llamada FDA para conseguir simultáneamente con Europa, su aceptación radical.

Aún con ello, se dieron casos en Europa en el que un número alarmante de casos, empezaron a presentar complicaciones que incrementaban la cifra, inclusive se mostró una situación en la que el dispositivo diminuto se desalojó e irrumpió en vías pulmonares, poniendo en riesgo la vida del paciente.

A pesar de que la mayor parte de los marcapasos, poseen en su estructura un sistema de cables que sirven de conectores para las dos mitades cardíacas, el sofisticado marcapasos inalámbrico ha sido confeccionado para evitar esta complejidad pero con la desventaja de que al asentarse en e ventrículo derecho, no logra coordinar, el ventrículo contrario.

Compartir