Actualmente se encuentra en crecimiento el número de naciones que desean ver convertidas a las provincias de sus estados en Smart cities o ciudades inteligentes. Este nuevo proyecto de tecnología nació con el fin de conectar mediante el uso de red inalámbrica pública a todos los habitantes pertenecientes a una localidad determinada.

Los estados o naciones interesados esta en nueva herramienta del mundo tecnológico, han declarado que, esta nueva forma de comunicación permitirá a los habitantes de las ciudades más importantes contar con un nuevo servicio a la ciudadanía, el cual proveerá de mayor seguridad social y estabilidad colectiva. Así mismo se han mostrado detalles que verifican una mayor eficacia el acontecer diario citadino y sus servicios públicos.

Mediante una red local de conexión a través de los Smart Cities  será posible tener un contacto más rápido e inmediato con bomberos, policía ciudadana, hospitales, comercios, escuelas o cualquier entidad pública existente. Logrando así una interconexión muchas más inmediata que los radios transmisores, contacto vía email o inclusive llamadas telefónicas.

Recientemente en la republica de India  específicamente en su capital Nueva Delhi, el ministro para desarrollo urbano Venkaiah Naidu anuncio una lista de 96 candidatos para participar en el macro proyecto de las ciudades inteligentes.

Del mismo modo, el secretario en jefe de Karnataka Kaushik Mukherjee  mencionó en su discurso que la ciudad Bangalore no cumplía con los parámetros requeridos para participar en el programa de los Smart Cities, anunciando de forma un tanto deliberada la carencia de recursos e infraestructura necesaria para tal fin, responsabilizando además a las autoridades gubernamentales de la zona por el atraso tecnológico.

Un funcionario público señalo que la ciudad de Bengala Occidental, ha lanzado esta semana su propio programa para desarrollar al menos seis ciudades inteligentes. Así por ejemplo el gobierno central de Delhi tiene su propio plan inteligente y ha decidido solucionar el problema con la instalación de una súper red Wi-Fi.

 

Compartir