Lamentablemente desde que instale Windows 10 misteriosamente Firefox me comenzó a fallar de una manera increíble, no dejándome abrir una nueva pestaña, porque se cerraba y aparecía Bugzilla en todas las ocasiones, la herramienta de Mozilla que sirve para encontrar bugs y realizar pruebas al navegador.

Aún más lamentable, me vengo enterando que Bugzilla sufrio un ataque de seguridad en el que se perdió bastante información “sensible”.

Bugzilla no solo es ocupado por el navegador de Mozilla, también se usa en Apache, Red Hat, Libre Office, el Kernel de Linux, FreeBSD, etc… Así como miles o millones de usuarios alrededor del mundo. La información “sensible” que se guarda en Bugzilla, solo está disponible para algunos usuarios especiales, de esta forma resguardando la privacidad de todos los usuarios. Pero dicho ataque hacker, robo esta información y la uso para atacar a algunos de los usuarios del navegador Firefox.

mozilla-firefox

Al notar esta falla en la seguridad, Mozilla opto por reforzar la seguridad de todas aquellas cuentas que se vieron comprometidas, además de que parcho un “hoyo” por el que se cree los hacker pudieron entrar a todos los datos “sensibles” de Bugzilla.

En realidad, esto paso algún tiempo, ya que ocurrió, el 6 de agosto, pero fue hasta el día de hoy que la noticia se hizo pública. En la nueva versión de Firefox que se lanzó el 27 de agosto se arreglaron todas las vulnerabilidades por las que los hackers que obtuvieron esta información podrían hackear a los usuarios.

En cuanto a Bugzilla, ahora pide usar la autenticación de dos pasos, además de que se redujo el número de dichos usuarios privilegiados.

Así que si aun no has obtenido la última versión de Mozilla te recomiendo que lo hagas ahora mismo.

Compartir