Para nadie es un secreto que desde los inicios de la tecnología informática, los ‘’artistas’’ cibernéticos dedicados a la difusión, propagación, intrusión e incluso violación, han alcanzo un nivel respetuoso de influencias dentro de la comunidad virtual de cibernautas, cada vez son más los artificios utilizados por estos acróbatas informáticos para tener acceso de manera no autorizada a los sistemas de seguridad baja encriptación especial, La silenciosa expansión de los Malware, han desarrollados funciones más seguras y especializadas que aquellos, por los cuales son combatidos.

shutterstock_Virus

Actualmente, mucha información circula por toda la red mundial de conexión en torno a estas nuevas tendencias colectivas, una de las más recientes fue publicada de manera oficial por la compañía HP, en la que mediante un comunicado expresó que su equipo está actualmente diseñando protocolos de seguridad para proteger las impresoras de ataques provocados por agentes externos a una red local.

Si observamos con detalle la arquitectura computacional de una Impresora, podremos observar que no solo es una máquina para estampar información en un papel, Sin embargo, su diseño compacto puede ser un blanco fácil para la eventual irrupción de malware a toda la red local, conectada al dispositivo en cuestión.

La silenciosa expansión de los Malware, ha provocado el desarrollo paulatino de sistemas que neutralicen las intenciones perversas de los espías cibernéticos, gracias a la información recolectada del sitio xataca, pudimos evidenciar la existencia de un Malware que afectaba el frimware de la impresora, calentando el papel hasta que el mismo provocase humo.

Por otra parte, la constante renovación, actualización y modificación de software maligno, ha puesto en riesgo la base de datos que poseen información personal de los usuarios afectados. Recientemente pudimos conocer que La silenciosa expansión de los Malware ha traído consigo niveles mayores de preocupación.

Al observar los resultados presentados por la compañía Imperva, pudimos apreciar cómo se ponía en riesgo toda la seguridad de una entidad bancaria, cuando un usuario que tenía acceso a la base de datos era atacado por un troyano Bancario.

Compartir