Quizás muchos no nos hemos percatado de ello, pero el homologo intercontinental de Google en la nación Rusa, Yandex, ha ganado popularidad a nivel mundial, su uso se ha extendido a otras naciones, donde su implementación se hace útil para las actividades de navegación web, Yandex el buscador más popular de Rusia, se ha vislumbrado en el horizonte como una alternativa eficiente de conexión mundial.

Yandex-pic

Según la información que actualmente circula por la red global de conexión, hemos podido evidenciar como el auge de esta potentísima herramienta del mundo cibernético ha ganado terreno en el campo de la informática y, aceptación por parte de los usuarios.

Recientemente se dejó colar cierta información a la red en la que se asegura de manera contundente que el motor de búsqueda Yandex ha extendido sus servicios a  China, lo cual ayudara a china a expandir sus negocios a la Nación Rusa.

En la nota informativa provista por el portal actualidad.rt, pudimos conocer que las oficinas de tecnología rusa han abierto sus puertas en la capital del país Asiático, Shanghái será el epicentro y la puerta para que las relaciones bilaterales entre ambas naciones se fortalezca mediante el uso del buscador WEB desarrollado por los rusos.

Yandex el buscador más popular de Rusia, se extiende por todo el continente asiático y busca expandir sus productos en mercados internacionales, desde finales del año 2012 inicios del 2013 comenzó la relación comercial y alianza estratégica entre ambas naciones.

El sector Automotriz, móvil, terminales inteligentes y material cibernético, han incrementado sus ingresos gracias al servicio patrocinado por Yandex el buscador más popular de Rusia, se especula que los desarrolladores del mismo, buscan abarcar la mayor parte del mercado asiático y así poder colocarse a la par de su competidos más fuertemente cercano Google.

Es por muchos muy poco conocida la tecnología que ha estado desarrollando la Nación Rusa, Estamos tan habituados a la occidentalización que olvidamos mirar a nuestros hermanos terrestres.

Compartir