El famoso novelista Jhonatan Frazen, recientemente ha sido protagonista de una entrevista, en la que de manera contundente pone a Google en contraste con la Alemania Nazi, una comparación bastante bizarra si se examina de manera superficial el título del presente apartado informativo, nos parece pertinente comenzar la tarde de este domingo con un reflexión sobre las aparentes semejanzas entre el icono de la presente era digital y, el pasado de una nación con un tinte político bélico.

Silicon Valley

La frase viral de momento en esta nuestra era tecnológica, son las famosas redes sociales, que más allá de mantenernos conectados, nos atrapan como la carnada a los peces, es el argumento central del escritor en su famosa novela Pureza, donde el análisis comparativo con la Alemania occidental, pone de manifiesto las actuales políticas de todas aquellas empresas que conforman el conglomerado de Silicon Valley.

El centro de dominio mundial está reunido por toda la extensión de empresas que conforman en emporio de Silicon Valley, compañías como Twitter, Google, Facebook, Apple, Microsoft, entre otras, son las encargadas de mantener al mundo conectado y ajustados a sus políticas e intereses personales, ‘’vendiéndonos la falsa idea de libertad’’ expresó el novelista Jhonatan Frazen.

Al poner en contraste a Google en contraste con la Alemania Nazi, el escritor manifiesta, que hubo una época donde el consumismo era representado por la palabra socialismo, sin embargo, hoy en día este significado evoluciono para convertirse en redes sociales.

Una semejanza un tanto rebuscada, pero con un sentido lógico pertinente, pues las grandes empresas del desarrollo tecnológico junto a las cúpulas gubernamentales más influyentes, persiguen el ideal de opresión social, mediante el bombardeo de información manipulada, a lo largo de toda la red mundial de conexión.

Google en contraste con la Alemania Nazi, hacer referencia a un común dentro del colectivo social, donde todos y cada uno de los cibernautas tienen derecho a conocer y estar en contacto permanente con la ‘’verdad’’.

Compartir