Gracias a su función principal, Snapchat se volvió una aplicación muy popular, especialmente entre adolescentes y jóvenes, ya que la aplicación está orientada hacia este tipo de usuarios. Si no has oído nada sobre esta app, es un servicio de mensajería efímera, el cual permite compartir fotos que “se autodestruyen” unos segundos después de que fueron enviadas a otro usuario.

Pero en realidad no es que la foto sea eliminada, simplemente que el usuario que la reciba no podrá volver a verla, y si lo quiere hacer solo hay dos opciones: hacer una captura de pantalla (en dónde el emisor recibe una notificación) o pagar.

snapchat

Gracias al tipo de servicio que ofrece Snapchat y al público al que está orientado, no es de extrañar que el servicio haya tenido unos cuantos problemas en cuanto a la privacidad. Pues en esta ocasión se ha lanzado una actualización en cuanto a la política de privacidad del servicio, en dónde se indica que a partir de ahora Snapchat tiene el poder de distribuir y usar las fotos de los usuarios cómo ellos crean conveniente.

Así es, ahora cuando un usuario use Snapchat prácticamente le está dando al grupo de administradores el derecho a “modificar, usar, almacenar, mostrar y publicar” cualquiera de las fotos que hayan sido enviadas mediante dicho servicio.

Está claro que si eres una de las personas que se preocupa por su privacidad en la red lo que tienes que hacer inmediatamente es dejar de esta Snapchat inmediatamente, aunque es un hecho que la mayoría de los usuarios no se preocupan por cosas como estas, así que dudo que en realidad sea mucha gente la que deje de usar la aplicación, aunque si es un hecho que mucha gente no va a estar muy contenta con dicho cambio.

Compartir