Actualmente hay disponibles varios servicios de pagos con los smartphones, pero Samsung Pay, el servicio de pagos de Samsung, es un poco distinto a su competencia, ya que a diferencia de los demás, este tiene soporte para dos métodos de hacer los pagos: MST y NFC.

Gracias a que cuenta con ambas tecnologías, Samsung Pay puede ser usado prácticamente en cualquier lugar que acepte tarjetas de débito y crédito. Sin duda alguna este fue un gran punto a favor para que el servicio tuviera una buena adopción por parte de los usuarios de Corea del Sur y Estados Unidos, ya que actualmente son los únicos países en los que el servicio se encuentra disponible.

samsung-pay

No te preocupes, la disponibilidad de Samsung Pay cambiara en un futuro no muy lejano, ya que no solamente estará disponible en más países, sino que también integrara varias funciones muy interesantes, como el hecho de poder transferir dinero de un móvil a otro, claro, mientras los dos equipos cuenten con dicha aplicación.

Recordemos que hasta el momento, todos los servicios offline de pagos móviles que hacen uso de una VAN para poder comunicarse directamente con la compañía de pagos. Pero hace poco tiempo una startup llamada Hankook NFC desarrollo una módulo que se deshace de la necesidad de utilizar la VAN, lo que en pocas palabras significa que ya no será necesario contar con equipos especiales o terminales para realizar pagos móviles. Así es, ahora lo único que necesitaremos para poder realizar un pago será un Smartphone Samsung que tenga soporte para el módulo Hankook NFC con acceso a Samsung Pay.

Esto gracias a que actualmente Samsung está trabajando junto con Hankook NFC para poder expandir las aplicaciones del nuevo módulo NFC, así que los usos que podrán darle los usuarios serán mucho más diversos de lo que pensábamos al principio.

Compartir