En la actualidad vivimos en un constante crecimiento tecnológico que no marca en distintas épocas, es decir, la revolución tecnológica que estamos evidenciando poco a poco se ha ido incrustando en nuestras cotidianidades de manera imperceptible, de modo que, en un futuro cercano se lograra evidenciar un cambio bastante notorio al respecto, en tal sentido, te informamos que la nueva generación de Las maquinas inteligentes nos acercan a un mundo competitivo.

maquinas-inteligentes

Según una publicación llamada “la revolución de las maquinas” lanzada por La Fundación Innovación Bankinter, ha hecho mención a las repercusiones que tendrá sobre nuestro entorno social, económico o laboral la implantación de esta nueva generación de máquinas inteligentes.

No obstante es bien sabido por muchos que lo que conocemos como el internet de las cosa ha tomado cierto auge en los últimos tiempos y es por ello que se presume que este mismo sistemas se extenderá hacia una nueva era tecnológica indetenible pero particularmente considerada productiva.

Resulta ser una completa afirmación que Las maquinas inteligentes nos acercan a un mundo competitivo, pues si bien hemos podido notar recientemente grandes avances de la inteligencia artificial, y para nada es un secreto que esta tecnología sustituirá de manera masiva muchas labores humanas que han sido practicadas por un largo tiempo.

En este sentido, expertos del Future Trends Forum, mencionan que “la nueva generación de máquinas ha alcanzado un asombroso nivel de desarrollo: capaces de adquirir destrezas a través del aprendizaje y de seguir complejos patrones de comportamiento.”

De hecho, son máquinas completamente distintas a los robots manufactureros, pues estas  colaborarán con los humanos en el desarrollo de tareas complejas e incluso podrán llegar a sustituirnos, incrementando la eficiencia laboral y cognitiva.

Por lo tanto, se hace notorio recrear un futuro en el que Las maquinas inteligentes nos acercan a un mundo competitivo pues, según los expertos se cree que tendremos que reinventar el concepto mismo de trabajo y la aportación de valor de los propios trabajadores.