Algo completamente sorprendente, pues para nada es un secreto que las nuevas tecnologías y el uso de internet son completamente dominados por grupos violentos extremistas, de hecho, se ha alentado nuevamente un debate político sobre los límites de libertad de expresión y derecho de la privacidad de las redes sociales, tras los atentados recientes atentados cometido en Paris, sin embargo te informamos que los Terroristas de ISIS se organizaron por SMS sin cifrar.

1525648841463604910

De modo que, con las últimas pruebas recogidas por la policía francesa y belga, sobre los brutales atentados de la semana pasada en París y Beirut y el avión ruso derribado en el Sinaí, se ha dado a conocer que los terroristas de ISIS se comunicaban de la manera más rudimentaria imaginable, pues lo hacían mediante SMS sin cifrar.

Sorprendentemente, la policía belga tras hacer la examinación de un Smartphone de los terroristas, encontrado en la las inmediaciones de la sala de concierto de Bataclán, ha podido notar que en el terminal, se encontraba mensajes de texto con los que se coordinaban este grupo violento extremista, razón por la que se da a conocer que los Terroristas de ISIS se organizaron por SMS sin cifrar.

Por otro lado, también encontraron en el dispositivo el plano detallo del lugar que fue atacado, no obstante los funcionarios policiales también han podido dar sin ningún inconveniente con la localización del terminal en horas previas al siniestro atentado.

Los Terroristas de ISIS se organizaron por SMS sin cifrar, pues según la información que circula en las redes informáticas, él portador del Smartphone encontrado y su grupo cambiaban de móvil frecuentemente y hablaban en código o usando dialectos poco habituales, pero nada de cifrado.

Sin embargo,  se dio a conocer que lo más avanzado que usaban era la herramienta de chats privados de la aplicación Telegram. Asimismo, el cerebro de la operación, Abdelhamid Abaaoud hasta perdió un móvil en Siria del que se han extraído numerosas fotografías y vídeos sin cifrar.

Compartir