Es un hecho que el uso de herramientas tecnológicas y de dispositivos inteligentes conectados a la red ha hecho una sociedad más eficiente y mucho más ociosa, además de que también termino por generar varios cambios en la forma en que procesamos la información y en que hacemos nuestras actividades, lo que termina por producir eventualmente una alteración en la percepción del tiempo, o al menos así se ha indicado en una reciente investigación que se llevó a cabo en la Universidad James Cook.

tecno-y-tiempo

Esta universidad de Sinapur difundió en su sitio web los últimos avances que se han hecho en este proyecto liderado por la doctora Aoife McLoughlin, en dónde se afirmó que el uso de computadoras y smartphones producen una sensación de que el tiempo pasa a un ritmo distinto al real, por lo que ahora se encuentran trabajando en elementos para cuantificar el desfase. Estas son algunas de las palabras de la doctora:

Hemos encontrado algunos indicios de que la interacción en sociedades tecnocéntricos y tecnológicas ha aumentado dicho tipo de “marcapasos” en nosotros. Claro que la tecnología nos puede ayudar a trabajar más rápido, pero también hace que nos sintamos más presionados por el tiempo.

Gracias a que la velocidad del ritmo de vida ha aumentado, la sensación subjetiva del tiempo disponible disminuye al mismo tiempo, causando una sensación de estrés por falta de tiempo”.

Asimismo se sabe que el tiempo que pasamos expuestos a estímulos directos en nuestra vida diaria no tiene ningún punto de comparación con los ritmos en generaciones pasadas. Ya que recientes estudios sobre las nuevas capacidades de procesar información han detonado que también hay cambios en nuestra conducta y en la percepción.

Así que si quieres aprovechar más tu día, o sentir que lo aprovechas más, mantente un poco alejado de la tecnología.