¿Es posible que el procesador Snapdragon 820 tienda a recalentarse al igual que su predecesor? Esto se puede suponer basándose en una fotografía que supuestamente muestra el interior de un prototipo de la cuarta generación del Motorola Moto X.

El teléfono empleara un conducto de calor con la finalidad de evitar que se vuelva demasiado caliente para manipular.

Otros modelos ya utilizan un conducto de calor para enfriar el procesador Snapdragon 810 como el OnePlus 2, el Sony Xperia Z5 Premium y el Xiaomi Mi Note Pro.

En medio de la charla sobre el supuesto sobrecalentamiento del Snapdragon 820, un rumor circuló a principios de este mes que indica que el Samsung Galaxy S7 tendrá un conducto de calor en el interior.

Moto X

Se espera que el teléfono tenga el procesador Exynos 8890 en todos los mercados, excepto en Estados Unidos y China. En esos dos países Samsung informa que usará el Snapdragon 820.

A pesar de todas las especulaciones sobre el Snapdragon y su sobrecalentamiento, Qualcomm insiste en que el procesador no tiene ese problema.

Fuentes de la cadena de suministros dicen que la cuarta generación de Moto X no se dará a conocer hasta el segundo trimestre del 2016. Eso deja a Motorola con un montón de tiempo para hacer cambios; el conducto de calor podría ser removido antes de que se produzca el modelo final.

Si crees que donde hay humo hay un procesador sobrecalentado, puedes apostar que tanto Samsung como Motorola saben algo sobre el Snapdragon 820 que tú no. Por otro lado, será mejor esperar más pruebas antes de asegurar que la siguiente generación de Snapdragon se sobrecalienta.

Compartir

Aficionado a la tecnología, ferviente creyente del software libre y amante del sistema operativo Android. Siempre pendiente de los nuevos avances de la ciencia, informando con gusto todo lo acontecido en este mundo tan cambiante.