El Instituto Central de Investigación Científica de Construcción de Maquinaría, un pilar de la agencia espacial estatal de Rusia Roscosmos, trabajó en el problema de los asteroides junto con otros países (incluyendo a Estados Unidos) en un programa llamado NEOShield.

El programa fue financiado en gran parte por la Comisión Europea. Ten en cuenta que “NEO” en este caso significa “Near-Earth Object” (Objetos Cercanos a la Tierra), y no el NEO que posiblemente estés imaginando.

Rusia Asteroide

Rusia se dio a la tarea de investigar las opciones de defensa nuclear interestelares bajo NEOShield del 2012 al 12015. Sus científicos llegaron a la conclusión de que la forma más segura para mover un asteroide con un arma nuclear sería la de llevar acabo la detonación en el espacio profundo.

Esto no sería una explosión suficiente para destruir el asteroide, pero si sería capaz de empujar la gigante roca espacial lo suficiente para ponerla fuera de la trayectoria de la tierra.

Un tratado internacional en 1967 prohíbe el uso de armas nucleares en el espacio (junto con su prohibición en la Tierra), aunque los investigadores rusos creen que las reglas cambiarán si un asteroide amenaza de manera inminente al planeta.

Además, Rusia tiene previsto crear un centro de alerta temprana que utilizará cuatro satélites de observación para rastrear asteroides con rumbo a la Tierra. La NASA y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear también han explorado la idea de usar las armas nucleares en el espacio para la defensa.

El evento más reciente y notable de asteroides en la Tierra fue en el 2013, cuando un asteroide de 60 pies y 7,000 toneladas entró en la atmosfera sobre Chelyabinsk, Rusia.  Su impacto dio lugar a explosiones que hirieron a más de 1,000 personas y dejaron más de 100 hospitalizados.

Compartir
Aficionado a la tecnología, ferviente creyente del software libre y amante del sistema operativo Android. Siempre pendiente de los nuevos avances de la ciencia, informando con gusto todo lo acontecido en este mundo tan cambiante.