Últimamente los Ataques DDoS han dado mucho de qué hablar en las redes informáticas, pues no es para menos, ser actualmente víctima de estas “agresiones programáticas” resultan ser un tanto costosa para la parte empresarial, sin embargo, en este apartado haremos un breve resumen que enfatiza en sí, el perfeccionamiento que ha adquirido esta técnicas de ataques cibernéticas.

Los Ataques DDoS cada vez están más Perfeccionados
Los Ataques DDoS cada vez están más Perfeccionados

Los Ataques DDoS aumenta su complejidad y poder criminal en la Red

No cabe duda alguna, de que los ya conocidos Ataques DDoS siguen siendo una herramienta asequible y conveniente para el crimen en línea, pues básicamente realizar este tipo de ataque resulta ser un tanto sencillo para los especialistas en la materia, no obstante, las técnicas que suelen usarse para estos asaltos tienden a ser un poco más complejas de los que podemos imaginar dentro de un común programático.

Los Ataques DDoS cada vez están más Perfeccionados
Los Ataques DDoS cada vez están más Perfeccionados

En tal sentido, Kaspersky Lab recientemente ha logrado publicar un informe sobre los ataques Distributed Denial of Service para finales de 2015, afirmando contundentemente con datos estadísticos en las manos, que el alcance global de los ataques se redujo a gran escala, sin embargo, se hizo notorio en el informe el hecho de que, sus técnicas se volvieron un tanto más sofisticadas.

Mas 69 países fueron víctimas de los Ataques DDoS durante el 2015 a nivel mundial

Según el informe proporcionado por Kaspersky Lab, hubieron más de 69 países a nivel mundial atacados por este tipo de programación, sin embargo, a medida que fue finalizando el año mencionado, los ataques se redujeron a tan solo 10 países, de los cuales los más afectados fueron Corea del Sur, China y Estados Unidos.

Ante tal acontecimiento, Evgeny Vigovsky, jefe de Kaspersky Protección DDoS, explica a través del informe presentado por la firma que “Podemos ver que la complejidad y el poder de los ataques DDoS no han disminuido con el tiempo, incluso si el número de recursos atacados ha caído. Por desgracia, DDoS sigue siendo una herramienta conveniente y asequible para el crimen en línea, puesto que los atacantes pueden valerse en muchas ocasiones de la vulnerabilidad que presentan algunos software”.