Desde hace tiempo que Nokia dejo de ser uno de los gigantes y paso a ser una empresa que apenas y puedes sobrevivir. Después de que hizo mucho ruido con su alianza con Microsoft, las cosas no le salieron como hubieran querido y volvió a quedar en el olvido por un tiempo. Pero últimamente ha estado haciendo un poco de ruido, y ahora tenemos que los accionistas del grupo finlandés han autorizado la adquisición de su competencia francesa Alcatel-Lucent. La operación se cerrar por €15.600 millones de euros.

Dicha transacción se ha agendado y anunciado desde abril del 2015, además de que ya recibió todos los vistos buenos por parte de las autoridades reguladoras de la Unión Europea y Estados Unidos, además del visto bueno de las administraciones de ambas compañías.

accionistas de nokia a favor de la compra de alcatel

Así que ahora que ha sido aceptada este estratégico movimiento por parte de los acciones y de los grandes peces de Nokia, se espera que la operación se cierre durante el primer trimestre del 2016, cuando concluya la oferta pública de canje de acciones que se lanzó en noviembre, en dónde se espera que los accionistas consigan más del 50% de las acciones de Alcatel.

Se espera que después de esta millonaria oferta los actuales accionistas de Alcatel reciban por sus títulos un 0,55 de acciones, de forma que los propietarios de Nokia se queden con el 66,5% de las acciones de su nueva compañía, dejando a los actuales accionistas de Alcatel con el 33,5%.

¿Qué es lo que obtiene Nokia con esta compra? Pues podemos empezar por decir que expandirá la infraestructura de su negocio de telefonía móvil y redes de banda ancha, además de que reforzara su presencia dentro de algunos mercados clave como China, la Unión Europea y Norteamérica.

Enfocandose a otro negocio, desde que vendió su división de smartphones a Microsoft, Nokia ahora será el líder mundial en cuando a redes de telecomunicaciones.

Compartir