A tan solo una semana de que oficialmente salga al mercado el nuevo modelo insignia de Samsung la compañía podría comenzar a sufrir una pequeña crisis con miles de sus usuarios.

¿Por qué? Un reporte que ya comenzó a dar vueltas por internet ha informado que hay una buena posibilidad de que el cargador super rápido del Samsung Galaxy S7 Edge sea tan potente que tenga oportunidad de derretir viejos modelos de smartphones de la misma familia, es decir, podría derretir un Galaxy S4 o cualquier otro dispositivo que haya salido hace algunos años

Todo esto comenzó con una publicación en Reddit en la que una chica aseguraba que al utilizar el cargador del Galaxy S7 Edge de su novio para cargar su Galaxy S4 este término fundiéndose completamente con la entrada de su equipo, dejando ambos aparatos completamente inservibles.

cargador de S7 derrite un S4

En cuestión de minutos comenzaron a llover una serie de teorías sobre este caso. Muchos usuarios consideraban que fue un caso muy aislado y que es difícil que se vuelva a repetir con otros equipos, otra versión apuntaba a que esto sucedió por que la chica dejo conectado el cargador durante toda la noche, mientras que la teoría en la que más usuarios creen es que en realidad los viejos smartphones de Samsung no tienen la capacidad necesaria para poder soportar los potentes cargadores de los nuevos modelos del fabricante.

Hasta este momento la compañía no ha hecho ningún comentario al respecto, aunque posiblemente lo mejor que podrían hacer es comentar algo al respecto y disipar la duda que ahora muchos usuarios tienen, especialmente tan cerca del lanzamiento del Galaxy S7 Edge.

Dentro de unos días los usuarios de Verizon y T-Mobile tendrán la oportunidad de adquirir el nuevo modelo de Samsung, así que aunque la compañía no quiere hablar más usuarios tendrán la oportunidad de hacerlo.

Compartir