HTC nos trae muchas sorpresas para este 2016, una de ellas es su nuevo buque insignia, el HTC 10. Este dispositivo se trae varias características interesantes, siendo una de las mayores apuestas presentadas por HTC Vive durante el año 2016, veamos que se trae entre manos la marca oriental en el próximo HTC 10.

Filtraciones pasadas indicaban que este dispositivo tendría una pantalla Super AMOLED, este le permitiría reflejar buenas impresiones en la reproducción de todo el contenido multimedia, sin embargo, se ha podido afirmar con seguridad de que la marca apostaría por una tecnología Super LCD 5.

Una de las mayores virtudes del Super LCD 5 es su poco espacio entre el cristal exterior y el panel, reduciendo así el reflejo e incrementado la visibilidad, esto le permite a la batería ahorrar carga al dispositivo. No es la primera vez que se utiliza este tipo de tecnología en un panel por HTC.

htc-10-2

Otro detalle atrayente en el dispositivo es la batería de 3.000 mAh, tratándose de un terminal que no consume mucha energía, es un detalle que lo hace un dispositivo de larga duración y autonomía de carga. Otros detalles del dispositivo revelan un chasis metálico muy parecido al del HTC One A9, su sensor de huellas dactilares se ubica en el botón home.

Las características principales del HTC 10 es una pantalla de 5,15, pulgadas, debajo de ella se esconde un procesador Quadcore de Qualcomm snapdragon 820 junto a una GPU Adreno 530 y 4 GB de memoria RAM. La memoria interna del dispositivo está regida por varias versiones, la primera cuenta con 16, la segunda por una de 32 y la última por una de 64, todas ampliables vía microSD. El sistema operativo es el Android 6.0 MarshMallow, con este último detalle no tendremos porque quejarnos de este dispositivo, ya que está fabricado con componentes de élite.

Este gama alta cuenta con cámara de 12.3 MP con doble Flash en su parte trasera, teniendo la capacidad de grabar videos en 4K. su cámara delantera es de 5 MP, tiene flash LED doble con capacidad de grabar videos en 4K.

Compartir
Todo el conocimiento humano pertenece al mundo