Tres zares de privacidad de Apple, que están encargados de limitar la recopilación de datos de los clientes de sus productos, han tenido un gran impacto en tecnologías como iAd, Siri y Spotlight, reveló un informe publicado el pasado lunes.

Apple-Changes-Privacy-Policy-Yet-Again-Devs-None-Too-Happy-461027-2

¿Qué son estos “zares” de la privacidad?

Un reporte publicado por Reuters el día de ayer ha revelado la manera en que estas tres personas han impactado la política de recolección de datos de Apple y restringido aplicaciones como Siri o iAd en el proceso.

A diferencia de Google, Amazon y Facebook, Apple es reacia a utilizar los datos del cliente para mostrarle publicidad dirigida o recomendaciones personalizadas. De hecho, cualquier recolección de datos de clientes de Apple requiere el cierre de un comité de tres zares de privacidad y un alto ejecutivo, de acuerdo a cuatro exempleados de la empresa.

Los tres zares de privacidad de Apple son Jane Horvath, un abogado que desempeñó como asesor de políticas globales en Google, Guy Tribble, un miembro del equipo original Macintosh y vicepresidente de tecnología software, y Erik Neuenschwander, que revisa las líneas de códigos para confirmar que están siguiendo la política de seguridad.

Restricción de Siri y iAd por parte de los zares de privacidad de Apple

Esta postura en cuanto a la seguridad de la compañía ha dado lugar a restricciones en este tipo de productos. Los empleados de iAd habían querido utilizar la información de usuarios de iTunes para que los publicistas pudieran notar quiénes habían visto sus anuncios. Esto fue negado por los zares de privacidad de Apple y al equipo de iAd solo se le permitió mostrar  cuántos usuarios habían visto los anuncios, pero no quiénes.

zares de privacidad de Apple
zares de privacidad de Apple

Poco después de que la compañía compró Siri en 2010, los zares insistieron en que los datos de voz de Siri debían ser almacenados de manera distinta que los identificadores personales del usuario. Por ello tuvieron que hacer cambios enormes para acoplar el programa a las políticas de privacidad de Apple.

Compartir