No cabe duda que la tecnología hoy en día avanza de manera exponencial y por ende, los ingenios tecnológicos cada vez son más asombrosos para muchos, tal es el caso de  SkinTrack, una herramienta destinada a   mejorar la interacción del usuario con las pequeñas pantallas de los SmartWatch, convirtiendo tu piel en una interfaz táctil con la que podrás controlar las aplicación del reloj.

SkinTrack, Tecnología Portátil que expande la Interacción con el SmartWatch
SkinTrack, Tecnología Portátil que expande la Interacción con el SmartWatch

SkinTrack, Tecnología Portátil que expande la Interacción con el SmartWatch

Ciertamente los SmartWatch han sido dispositivos muy bien recibidos en el mercado, alcanzando una popularidad masiva entre millones de usuarios, sin embargo, una de las problemáticas que han venido presentando estos terminales inteligentes es el tamaño de su pantalla para realizar cierto tipo de acciones.

Aunque la mayoría de las aplicaciones que integran estos sistemas operativos han sido diseñadas teniendo en cuenta el tamaño del dispositivo, existen muchas utilidades que pueden fácilmente ejecutarse de manera más cómoda con el nuevo e ingenioso añillo controlador de la interfaz.

La nueva tecnología portátil, ha sido desarrollada por el equipo Interfaces Future Group, en un laboratorio de investigación de la Universidad Carnegie Mellon, quienes dieron a conocer recientemente la solución al problema del tamaño de la pantalla de los SmartWatch, convirtiendo tu piel en un espacio adicional de la misma.

SkinTrack, Tecnología Portátil que expande la Interacción con el SmartWatch
SkinTrack, Tecnología Portátil que expande la Interacción con el SmartWatch

¿Cómo funciona esta nueva Tecnologia?

El sistema que ofrece la tecnología SkinTrack funciona mediante el uso de un anillo emisor de señales que se usa en el dedo de la mano opuesta a la que porta el reloj y una banda de detección unido a la SmartWatch.

Cuando el dedo con el anillo toca la piel, envía una señal de alta frecuencia que se extiende por todo lo ancho del brazo portador del reloj. A partir de ahí, el sensor simplemente calcula las distancias entre sí y el dedo con el anillo proporcionando de esta manera una interfaz mucho más grande.

En este sentido, los investigadores demostraron que SkinTrack podría ser utilizado como un dispositivo para mejorar la interacción con los juegos, además de permitir desplazarse libremente por las listas, acercar y alejar de los mapas que aparecen en pantalla, escribir cómodamente y dibujar.