Antes de alquilar tu vivienda en Airbnb y ganarte ese dinero extra, debes considerar todos los elementos que podrían causarte problemas. Este mercado comunitario en línea es una gran herramienta si necesitas ganar algún dinero, o si piensas viajar y quieres encontrar algo más barato que los hoteles locales. Pero no todo en esta vida es color de rosas. Aquí te contamos lo que necesitas saber sobre este servicio.

alquilar tu vivienda en Airbnb
alquilar tu vivienda en Airbnb

Alquilar tu vivienda en Airbnb puede ser peligroso

Desde que Airnbnb fue creado en San Francisco en 2008 hasta el día de hoy, se ha extendido a 192 países en todo el mundo, incluido España, con una oficina sede en Barcelona, además de prestar servicio en más de 33.000 ciudades. Desde entonces ha sufrido varias batallas legales.

Desde 2011 se comenzaron a reportar quejas de los usuarios de Airbnb por destrozos a la propiedad sin ninguna respuesta positiva de la página, a pesar que en uno de los casos un usuario aseguró que su casa había sido alquilada por un adicto a las drogas que robó el certificado de nacimiento del dueño y luego causó daños por miles de dólares.

También hubo un caso en el que la policía accedió a una casa que había sido alquilada a través de Airbnb por dos prostitutas. Pero ahora el servicio cuenta con un seguro de más de 50.000 dólares para los usuarios que presenten este tipo de problemas, así que ahora al alquilar tu vivienda en Airbnb podrás estar más tranquilo.

Consecuencias legales en algunas ciudades del mundo

Antes de decidirte a alquilar tu vivienda en Airbnb debes informarte muy bien sobre las leyes locales de alquiler y hotelería, pues podrías estar operando sin querer como un hotel clandestino. El mismo sitio de Airbnb España advierte que antes de convertirte en anfitrión del servicio debes entender el funcionamiento de la normativa vigente en tu ciudad.

airbnb 3

Además, el día de hoy se suscitó una nueva queja cuando un anfitrión negó hospedar a una usuario por ser transexual. Así que ya sabes, antes de tomar el riesgo, infórmate, pues podrías terminar pagando más de lo que ganaste.