En el otoño de este año podremos disfrutar de la tercera temporada del universo más vendido de Telltale, The Walking Dead, en dónde la pequeña niña que crearon para crear un vínculo emocional más grande con los personajes estará de regreso. La historia de Clementine regresa, ahora un poco más crecida y con un mejor manejo de las armas, lo que nos puede dar a entender que la dulce Clem que manejamos en los juegos pasados tal vez sea una persona muy distinta a la que recordamos.

Pero dejando a un lado la historia y el hecho de que han pasado algunos años en la línea del tiempo del juego, a primera vista podemos ver que hay otro aspecto del juego que ha crecido bastante: la factura técnica. La cual aún conserva este estilo cel-shading que le da un aspecto de comic, pero esta tercera temporada nos muestra un gran salto grafico al momento de mezclas las partes “dibujadas” con texturas más sofisticadas y modernas, algo que podemos apreciar en todo momento pero que resalta en las heridas de los zombies y en la forma en la que la luz se refleja sobre el coche.

tercera temporada de the walking dead telltale

Todos los juegos de Telltale venían manejando el mismo estilo gráfico, el cual hasta cierto punto viene en un aspecto secundario, ya que lo mejor de sus juegos son los guiones, pero en esta ocasión han decidido mejorarlo considerablemente.

Si no quedaste muy satisfecho con la historia del spin-off de Michonne, tal vez haya sido porque no sabían muy bien lo que nos podían revelar de su historia, pero ahora que han vuelto a retomar los personajes creados por ellos podemos esperar una historia a la altura de las primeras dos partes.

Compartir