De manera general se puede hablar de la existencia de dos tipos de software en el mercado, el software legal o con licencia, y el software ilegal, o también conocido como software sin licencia; y lo interesante a este respecto no es el hecho de existan ambos, sino que, si bien el software sin licencia es conocido por todos, es interesante analizar cuantas de esas personas lo aceptan.

Software ilegal disminuye

Software ilegal

La tendencia generalizada en España, y en muchos otros países, ha sido hacia el aumento del uso de esta clase de software, sin embargo, esta tendencia ha cambiado en España, siendo ahora este un país ejemplar en cuanto a la disminución del uso del software ilegal.

Según una encuesta de BSA realizada a los empleados de varias empresas, el 26% de estos empleados suele instalar software ilegal en las computadoras de la empresa, y este número aumenta cuando se trata del uso de software ilegal en ordenadores personales.

Anteriormente el porcentaje que representaba la cantidad de software ilegal en el mercado aumento del 42% al 45% entre el periodo comprendido entre el año 2009 al año 2013, pero como mencionamos anteriormente esta tendencia ha cambiado, pues el porcentaje bajo del 45% al 44% y durante el periodo comprendido entre el año 2013 y el año 2015 el porcentaje bajo 4 puntos, llegando a estar esta clase de software en solo el 39% de los equipos.

Las implicaciones del uso del software ilegal en un ordenador son varias, entre todas ellas nos enfocaremos en la seguridad, pues lo cierto es que gran parte de dicho software sin licencia tiene malware, lo que hace posible que otros usuarios realicen espionaje, siendo capaces de robar información personal como cuentas de banco y números de seguridad; de hecho, el coste de los ciberataques el año 2015 represento una cantidad de 400 mil millones de dolarés.