Las redes sociales, junto a Microsoft y Google, firmaron un código de conducta con la UE para combatir la radicalización y terrorismo en la web.

Los gigantes de Internet han dado este martes un paso adelante para luchar contra la radicalización en la web.

Facebook, Twitter, YouTube, Google y Microsoft han firmado un código de conducta ante la Comisión Europea en el que se comprometen indiscutiblemente a eliminar los mensajes que inciten al odio en un lapso menor a 24 horas desde que la publicación sea detectada.

Las empresas también se han comprometido a capacitar a sus trabajadores para que se examinen el contenido de forma eficaz.

Facebook y Twitter

El acuerdo afecta, por el momento, a los mensajes enviados y recibidos en Europa; pero, compañías como Twitter o Facebook han especificado que los estándares que mantienen son muy buenos ya que antes de firmar este código de conducta ya los utilizaban para detectar y borrar los mensajes que promueven el odio a nivel global y conciernen a todos los países.

En el caso de Google, la empresa ha dicho que ya tienen desde hace tiempo varias normas internacionales de su comunidad para retirar cualquier contenido terrorista o que incite al odio o a la violencia.

También cierran una cuenta cuando tienen pruebas de que el usuario que la ha abierto es de una FTO, (Organización Terrorista Extranjera, en su traducción al español).

No afectará a la libertad de expresión

Las grandes empresas tecnológicas han dejado muy claro que esta medida no va a afectar la libertad de expresión que tienen los usuarios. Mantendrán su compromiso de permitir el flujo de mensajes.

Sin embargo, existe una obvia distinción entre la libertad de expresión y las conductas que incitan al odio o a la violencia, ha dicho Karen White, jefa de Política Pública Europea de Twitter.

Por su parte, Facebook, representado por su jefa de Gestión de Política Global, Monika Bicker, ha dicho que está trabajando arduamente para encontrar un equilibrio entre ofrecer a las personas el poder de expresarse y garantizar al mismo tiempo un entorno de respeto.

Esta red social ha animado también a los usuarios a utilizar los instrumentos de notificación que se ponen a su disposición si encuentran cualquier contenido que incite al odio.