Muchos corredores no pueden siquiera realizar su entrenamiento si no es acompañado de su propia música, esa que ejerce un gran poder motivacional también puede ayudarnos a mejorar nuestros tiempos o a mantener un ritmo fijo, mientras estamos corriendo. Así, la música se ha convertido en imprescindible aliado para mejorar el rendimiento.

Los audifonos Headbones de la marca Damson

Los Headbones de la marca Damson

Para escuchar nuestro playlist favorito, podemos escoger entre una gran variedad de audífonos que van desde los auriculares alámbricos que todos conocemos e incluso los que son Bluetooth, muy cómodos para entrenar. El problema de todos estos tipos de audífonos es que son intrauriculares, en otras palabras, que van dentro del oído y nos aíslan del entorno que nos rodea, pudiendo resultar en ocasiones peligroso si se entrena al aire libre, además de dañar más los tímpanos. Para evitar esto existen los auriculares de conducción ósea.

Los auriculares de conducción ósea innovan en un aspecto muy particular que los distinguen de cualquier dispositivo de reproducción auditiva, ya que lo que hacen es convertir los impulsos eléctricos que envía tu móvil con el contenido de tu canción preferida, en una vibración que se transmite a través de nuestros huesos hasta el oído interno.

Los auriculares de conducción ósea, de manera muy técnica se colocan por delante del trago, tienen que estar en contacto con la apófisis zigomática del hueso temporal, ¿qué quiere decir esto? Se refiere básicamente a que se ponen delante de la oreja, a la altura del pómulo aproximadamente y desde este punto es donde se transmiten las vibraciones hasta el oído interno. Este sonido no es transmitido al exterior, solo puede escucharlos la persona que los lleva puestos brindando una sensación de escuchar el entorno y la música al mismo tiempo como si estuviera dentro de ti.

La ventaja esencial de estos auriculares es que nos mantiene en contacto con lo que nos rodea, aumentando así nuestra seguridad, prestando más atención a lo que sucede en las calles, sin olvidarnos de nuestras melodías favoritas.

Los Headbones de la marca Damson, son un modelo que ha innovado en este tipo de auriculares, haciéndolos resistentes al sudor, al polvo y al agua. Headbones, son unos auriculares de diadema de 80 gramos con conectividad bluetooth y micrófono para comunicarte por medio de manos libres. Disponen de una batería de iones de litio que les brinda una autonomía de 8 horas en funcionamiento continuo y andan en unos 118 euros aproximadamente.