Hasta hace poco tiempo solo nos habíamos acostumbrado a ir todos los días a un salón de clases, a escuchar por horas a un profesor o más, ir de un salón a otro y toda una rutina que parecía no tener fin.

Pero ahora eso está cambiando, poco a poco se han implementado herramientas para acercar a alumnos y a maestros de manera más inmediata: correo electrónico, aplicaciones de trabajo, plataformas educativas de uso exclusivo, y otros medios; pero la novedad de ahora es mucho más fácil de usar, más didáctica, más fácil de acceder y de manejar.

Google Classroom

Google Classroom busca ser esa innovación educativa que poco a poco se ha implantado en varios países.

Las cuentas se manejan a través de instituciones que habiliten a sus profesores como usuarios de esta extensión de Google para impartir cursos de toda clase, y los alumnos se unen a los grupos a través de las plataformas.

Características más importantes

– Actividades coordinadas: Cuestionarios, exámenes, especialmente actividades de opción múltiple que los profesores coordinan desde cualquier dispositivo con internet; así como las típicas entregas de trabajos en cualquier formato Word, edición conjunta de trabajos y extensión a las aplicaciones de Google. Todo ello sin recurrir a otras aplicaciones, aprovechando la conexión de las aplicaciones Google.

– Comunicación constante: Los alumnos podrán tener contacto con sus profesores para consultarles todo tipo de dudas. Ya no hace falta esperar al día siguiente, o mandar correos electrónicos solo con ese fin; ahora Google Classroom agiliza la comunicación con un chat dentro de la aplicación.

– Evaluaciones al instante: Los ejercicios, trabajos, tareas ahora se califican sin necesidad de papel, de traspasar archivos a otras partes ni nada de eso. Incluso se puede hacer con el tacto marcando cruces y aciertos de un modo novedoso, sobre todo en pizarrones táctiles.