En cuestión de días, Pokémon Go ha absorbido, consumido, acabado directa o indirectamente, las vidas de sus jugadores. Se han visto noticias de todo tipo acerca de sus contenidos, sus más de 100 pokemones, personas que han logrado hazañas en el juego, consejos sobre cómo encontrarlos, memes, piratería y otras curiosidades; pero nadie se había mostrado tan alarmado para detener la manía como las autoridades europeas.

Algunas voces se han alzado

nuevo pokemon go

El órgano regulador del mercado francés ha declarado que, de acuerdo con una restricción hecha en 2009, cualquier compañía deberá pagar una indemnización hasta de 15000 euros.

Las leyes estadounidenses de todo tipo se han visto violadas por el comportamiento irracional de los jugadores compulsivos de este juego.

El problema más serio

Desde la salida del Reino Unido de la Unión Europea, todas las leyes, restricciones, o acuerdos dentro y fuera de él se han vuelto endebles y difíciles de sostener. Eso ha propiciado huecos legales que algunos consideran como “violaciones a los derechos humanos que compañías como Niantic han aprovechado”.

“Algunos jugadores han falsificado sus edades para poder jugar y saltar todas las restricciones posibles”, afirmó Paul Bernal, profesor de la Escuela de Leyes de la Universidad de Anglia del Este. Le resulta alarmante cómo la cantidad de jugadores crece, cómo otros falsifican datos para acceder a él, y cómo no se toman medidas legales al respecto; así como la actitud indiferente de la compañía Niantac sobre los riesgos implicados del producto.

Algunos analistas temen que la invalidación de derechos humanos, como la modificación en los términos y condiciones del juego, sumada a la casi nula consulta que los jugadores hacen, anula toda posibilidad de demandar o de llevar a la corte a la compañía, de modo que los clientes y jugadores ávidos de Pokémon Go, están indefensos ante cualquier abuso legal.