Para la gente curiosa y muy sensible que navegue por la red, es muy fácil y casi inevitables que se topen con contenidos desagradables, muy gráficos o sin explicación aparente en sus ordenadores. Es por ello que éstas son algunas de las cosas más famosas (y muy gráficas) que se pueden evitar para no tener un mal rato:

Búsquedas en Google no muy recomendables

– Krokodile: Las imágenes se pusieron de moda en el 2010, pero los usuarios más morbosos las amaron. Los efectos secundarios de una droga casera y de mala calidad en la piel son realmente muy fuertes, desde huesos expuestos, hasta piel gangrenada; no hay mayor misterio.

– Ictiosis arlequín: Un trastorno genético de la piel que provoca úlceras, resequedad extrema, aumento en el grosor de la piel y un tono muy extraño en ella. Los diagnósticos y las patologías son extrañas, y los testimonios en personas son impactantes.

– Elefantiasis: Un trastorno que provoca deformaciones en cualquier parte del cuerpo, debido al tejido excesivo que se genera en puntos al azar. Es común en países cálidos o tropicales, y los testimonios documentados impresionan.

– Pie de loto: Una de las tradiciones más antiguas de China fue el estrujamiento de los pies de las mujeres, con unos zapatos diminutos y otros medios, se buscaba que los pies nunca creciesen ni se desarrollasen de modo normal. Algo que se convirtió en una moda exclusiva para doncellas, se convirtió también en un problema médico con consecuencias lamentables.

– Tripofobia: Es una de las más populares y de las que más revuelo han causado. Patrones geométricos sobre cualquier superficie, no importa el objeto o los colores, la simple distribución es insoportable para quien padezca esta fobia.

– Blue Waffle: Una supuesta enfermedad que afecta a las mujeres, con una coloración azulada en la vagina. No se ha demostrado si es real o no, pero se dice que las imágenes son muy fuertes.