Las impresoras 3D han ido creciendo y ampliando su campo de ventas en muchos sectores industriales y algunas ya han sido diseñadas para una venta más comercial y accesible, sin embargo, uno de los principales obstáculos cuando se desea obtener una impresora 3D es el precio de esta, lo que hace que su alcance aún esté limitado para algunos sectores sobre todo en profesionales independientes.

Por esto, 3Doodler es una maravillosa propuesta, que consta esencialmente en un bolígrafo que imprime en 3D a mano alzada, pudiendo realizar figuras en base a dibujos bidimensionales, es muy interesante por su moderado precio y alcance, una propuesta que se está actualizando para ofrecernos una opción más profesional gracias a la incorporación de nuevos materiales.

3Doodler Pro

3doodler

La empresa 3Doodler tuvo sus orígenes en el año 2013 cuando lanzaron una campaña en Kickstarter donde estaban buscando financiación para crear un bolígrafo que tiene la posibilidad de hacer realidad creaciones bidimensionales en tridimensionales, como si fuese una impresora 3D a mano, con características profesionales. La campaña fue un éxito.

Ahora esta compañía ha develado su segundo producto en sus tres años de vida, el 3Doodler Pro, que se basa en el mismo concepto de crear a mano dibujos y pequeñas esculturas, pero ahora bajo una mirada más enfocada en profesionales, dirigiéndose a diseñadores, arquitectos e ingenieros.

Entre las características de este bolígrafo, nos encontramos con un cuerpo solido en fibra de carbono y silicón en el botón y el agarre para tener mayor comodidad. También cuenta con la capacidad de poder usar nylon, madera, policarbonato, cobre o bronce para dar mayor resistencia a las infinitas creaciones que ofrece este dispositivo. Cada material ofrece diferentes propiedades y colores, ya que uno puede ser más flexible, otro enfría y solidifica más rápido entre otras características.