Acer Predator 21 X es una bestia por donde la mires, pero evidentemente su punto fuerte y lo que la diferencia de las demás, está en la pantalla, ya que es el primer portátil que ha implementado una pantalla curva en el chasis de su terminal, lo que actualmente está vendiendo en monitores y televisores, pero esta ocasión más enfocado a ofrecer una sublime experiencia al jugar videojuegos.

Esta barbaridad de ordenador portátil se consuma con un inmenso tamaño de pantalla, de 21 pulgadas. Claramente tenía que ser grande, si lo que se plantearon desde el principio era una curva decente, que tuviera sentido durante el juego.

TecnoInnovador Predator-de-Acer-e1473802720966 La nueva Predator de Acer viene a cazar los equipos Alienware

Con la curva intentan que la experiencia en juegos sea muy diferente ofreciendo aspecto que no habían sido visualizados en otros equipos y la apoyan con una tecnología que sigue el movimiento de la vista, desarrollada por la compañía Tobii que básicamente son infrarrojos instalados en la pantalla además de un software que rastrean la retina del usuario para realizar nuevas interacciones en los juegos y otra clase de acciones durante la experiencia y uso de Windows 10.

Lo último de Intel y Nvidia

Procesadores Intel Core de séptima generación, y la implementación del nuevo Nvidia GeForce GTX 1080 que saldrá a la venta en noviembre, implementado en configuración SLI, que quiere decir dos tarjetas gráficas en paralelo. Para refrigerar todo esto existirán cinco ventiladores distribuidos a lo largo del portátil, tres de ellos cuentan con aspas de metal ultra finas AeroBlade que ofrecen una capacidad de horas de trabajo sin problema.

Y como espacio es lo que sobra, colocaron un buen sistema de sonido, llamado SoundPound 4.2+ que se refiere a 4 altavoces y 2 subwoofers, audio de 3 vías y certificación Dolby Digital audio. Terminamos las características con el teclado mecánico, que cuenta con teclas Cherry MX y retroiluminación RGB, todo diseñado a la medida de los jugadores más exigentes.