El decir primero ahorro luego gasto, seguramente te ha traído a la cabeza muchos momentos es los que nos hemos visto involucrados en deudas por no haberlo pensado ya analizado antes.

Uno de los principales errores que cometemos es pensar que lo que sobra de nuestros ingresos es lo que se debe ahorrar, lo cual no es así, puesto que especialistas en el tema nos dicen que tener el ahorro como un extra nos traerá consecuencia más, debemos considerar el ahorro como una parte importantísima de la administración de nuestro dinero mes a mes.

TecnoInnovador ahorro-e1474651183329 Primero el ahorro y luego el gasto

Es aconsejable comenzar a descontar por lo menos un 10% de porcentaje de tus ingresos para destinarlos a tu ahorro mensual, además que también se recomienda que adaptemos nuestro presupuesto a los gastos que debemos realizar cada mes para así poder lograr llegar al final sin problemas.

Estadísticas muestran que al menos una décima parte de los beneficios del mes son cantidades elevadas para las circunstancias que estamos viviendo; por lo menos un 12% de los españoles realizan un ahorro de un mayor de 500 euros al mes; por supuesto que a partir de la base de lo que es el salario mínimo en la actualidad, lo que se vuelve algo verdaderamente increíble.

A pesar de las circunstancias que nos rodean, por lo menos un aproximado de 96% de los españoles asegura que al finalizar la crisis seguirá con su ahorro, pero esto después de observar algunos de los consejos sobre la economía doméstica junto con los expertos en economía, la pregunta es ¿qué más gastos podemos recortar?

Lo que debemos hacer es centrarnos en las necesidades básicas que requerimos cada mes y no excedernos en gusto o antojos innecesarios que planeamos pagar a futuro puesto que esto a la larga solo nos traerá graves problemas económicos que se irán acumulando y no podremos cubrir por más intentos que se hagan pues estaremos recibiendo el mismo ingreso mensual, tendremos los mismos gastos por realizar y no habrá forma de cubrir ese hueco.

Ocasionando así un grave problema en nuestra economía. Lo ideal será como ya hemos dicho cubrir los gastos y necesidades básicas y ahorrar, una vez alcanzado el ahorro deseado, entonces será momento de obtener el gusto o cubrir la necesidad por la que hemos estado ahorrando. También es importante recalcar que el ahorro es para emergencias que no tenemos contempladas por lo que si no es necesario gastarlo, es mejor mantenerlo ahí en caso de llegar a necesitarlo.