Si lo tuyo son as citas de vídeo y películas bastante viejas seguro que un convertidor como Camcorder es lo tuyo, pero no estamos hablando de un convertidor de formatos, sino de una aplicación que es capaz de grabar o convertir vídeos al estilo de los 80 o 90 como estuviesen salidos del formato VHS.

¿Te suena? Es muy probable que a muchos sí, por eso te presentamos esta interesante aplicación que es capaz de revivir aquellos vídeos de los viejos tiempos en cualquier escena de la vida real o algún vídeo musical de tu gusto. Si ya se te ha venido alguno a la mente sigue leyendo este artículo, te interesará saber el resto de sus funciones.

Características de Camcorder en Android

Gracias a aplicaciones como Camcorder ya podemos emular hasta las escenas de los años 80 en cualquier vídeo, sólo será necesaria una buena cámara móvil, quizás de más de unos 5 MP para obtener una experiencia única, aunque en móviles con una cámara inferior también se puede presenciar una experiencia aceptable.

TecnoInnovador Camcorder-Andorid-300x169 Camcorder: Uno de los mejores convertidores de vídeo en Android

Esta herramienta está disponible en Android e iOS completamente gratis, es impresionantes desde cualquier móvil, ya que puede grabar un vídeo o hasta cargarlo de nuestra galería para convertirlo en una escena nostálgica. Los efectos principales que se le restan es la saturación, además de que hay muy buenos detalles que se le pueden agregar al vídeo, como la fecha en que grabamos el vídeo o hasta puntos de desgaste en la parte inferior.

Por desgracia en Camcorder no encontraremos configuraciones de ningún tipo, sólo encontraremos una interfaz muy sencilla de manejar que grabará videos en formato 4:3, para poder darle más realismo a la escena que se presencie, además de una resolución de 640×480 píxeles. Si buscas un editor de vídeo para crear una escena tipo antigua esta aplicación es la mejor opción “Gratuita” que puedas encontrar, en Android hay otras aplicaciones con más opciones de personalización pero habrá que desenbolsillar un dinerillo.