Al final Uber se adelantó a todos, casi a todos sin contar el NuTonomy en Singapur. La compañía Uber arranca hoy operación de sus primeros coches autónomos que darán servicio en las calles de Pittsburg, Pennsylvania, como prometieron hace un mes.

Las pruebas arrancaron con entornos reales durante mayo, esto a más de año y medio de inaugurar el centro de tecnologías avanzadas en colaboración con la Universidad de Carnegie Mellon, donde desarrollaron la tecnología y los sistemas necesarios para algo que hoy ya es una realidad, servicio de transporte privado y personal por medio de coches autónomos.

Abierto a todo el público

coches-autonomos-de-uber-arrancan-en-pittsburgh

El coche elegido para la aventura que inicia en Estados Unidos es el Ford Fusion Energi, el cual brindara el servicio regular de UberX a los usuarios que acepten la propuesta de participar en esta beta pública. El autónomo vehículo de Uber está equipado con gran cantidad de cámaras, sensores, sistemas de aproximación láser y radares, que le permite ver su entorno para circular en las calles.

En esta beta abierta, los coches contarán con conductor que actuara solo en caso de emergencia, así como un ingeniero que estará en el sitio del copiloto, el cual registrara todo el viaje grabando los detalles para análisis posteriores. Otra restricción es que los coches no saldrán a las calles si el clima no lo permite, si hay nieve o lluvia no podrán circular por cuestiones de seguridad.

Una de las ventajas es que los autónomos coches estarán circulando las 24 horas del día, esto significa que no estarán limitados al tiempo que el conductor elija como hoy en día se hace. Esto quiere decir que eventualmente la demanda de conductores nuevos se reducirá dependiendo del crecimiento que tenga la flota de vehículos que se incorporen al servicio gradualmente.

Significa un gran avance para los sistemas de conducción autónoma, pese a esto cabe destacar que hay un largo camino por recorrer aun, donde lo primero es tener una regulación que permita a estos coches circular por las calles sin conductor, por ello Uber no garantiza una fecha para que el servicio entre de lleno en operación, además de que la implementación en otras ciudades y países es incierto aún.