En el mundo de las patentes hemos visto de todo, pero lo que ahora propone Google pudiera ser acreedor a un premio a lo más raro, ya que le acaban de otorgar esta nueva patente solicitada en 2014, buscando reducir los daños por atropellos en sus autónomos coches, aunque bien podría adaptarse a todos los coches, la parte curiosa es que se apoya en un capo con la capa adhesiva para atrapar peatones, como si fuesen moscas.

TecnoInnovador Google-propone-solución-a-los-atropellos-e1475405567648 Google propone solución a los atropellos

La patente describe el uso del adhesivo fuerte que se colocaría en el capo de los coches, con el objetivo de mitigar los daños que podrían surgir en caso de un impacto frontal contra un ciclista, personas o animales, ya que gracias a la superficie pegajosa, se evitaría lanzarlos en frente, a los lados o hacia arriba.

Según la patente, hay diversas variables cuando una persona es fuertemente golpeada por un coche, desde salir disparada hacia enfrente, rodar por el suelo, hasta pasar por encima del vehículo, pero en la mayoría de los casos las consecuencias pueden ser graves, ya que se pueden presentar contusiones y otros daños posteriores al impacto.

De ahí surge la idea de atrapar al peatón y sujetarlo, para de esta forma evitar los daños posteriores al impacto, que comúnmente resultan más dañinos que el primer golpe. Esto se presenta como una temporal solución, porque según Google están trabajando en mejoras de los sensores de sus coches, para evitar accidentes y atropellos que puedan ser fatales para la persona.

Según la patente, el adhesivo tendría un recubrimiento para evitar que se peguen basura o insectos, además de que esta capa adherible está pensada para que entre en acción de manera inmediata y automática cuando se está por tener contacto con un peatón, algo que suena asombroso ya que no imaginamos como podría habilitarse esta capa para activarse y desactivarse en un posible impacto.

Hay que tomar la información con reservas, ya que el que se tenga la patente no se asegura que se verá aplicada, sin embargo, es curioso saber cómo las compañías tienen ideas que a pocos pasarían por la cabeza.