El día de hoy ha muerto el Meta Clash Royale de Gigante y Veneno, la estrategia más efectiva del momento que nos tenía soñando con gigantes y pócimas tóxicas. Supercell ha implementado la actualización de octubre de Clash Royale que ha reducido la vida del Gigante y el efecto de ralentización a las unidades que caen en su radio.

veneno

Muere el META Clash Royale de Gigante y Veneno

Como les contábamos en el post del día de ayer, el Gigante y el Veneno han sido nerfeados gracias a la increíble urgencia que tiene el equipo Clash Royale por destruir todo lo que funciona, en plan de que el juego sea más divertido y más balanceado.

Ayer les hicimos un repaso de todas las cartas que serán afectadas por esta nueva actualización, de las que las más significativas son el Gigante y el Veneno, que constituyen el actual META Clash Royale. Esta combinación era especialmente buena debido a la gran vida del Gigante y el efecto del veneno que no solo dañaba a las unidades sino que hacía más lento su movimiento y su ataque.

Esto se ha terminado por fin. Ya que la eliminación del efecto de ralentización del Veneno era una característica principal de este hechizo, los nuevos cambios de equilibrio no solo han hecho bastante inútil esta carta, sino que además absurda, puesto que ni siquiera se han dignado a cambiar la descripción de esta, en la que aún hoy pone: “Cubre la zona afectada con una toxina pegajosa que daña y ralentiza las tropas y estructuras enemigas”.

Veneno

Adiós al Gigante y Veneno de Clash Royale

Por mi parte creo que seguiré utilizando el Veneno, que ahora será útil prácticamente solo en los mazos con Sabueso de lava. Aunque el cambio de este hechizo épico es probablemente uno de los más grandes errores que Supercell puede haber cometido, tal vez su intención es que todos estemos obligados a comprar cartas legendarias para poder jugar.

Sin embargo, creo que muchos jugadores se sentirán aliviados con la muerte del META Clash Royale, ya que ahora no será tan difícil vencer al Gigante, puesto que hasta ahora era un verdadero dolor de cabeza para cualquier mazo.