Samsung es una de las marcas líderes a nivel mundial en el campo de los móviles inteligentes, y sin duda durante los últimos años es una de las más exitosas, esto lo podemos constatar con su último éxito, el Samsung S7, en conjunto con su versión con pantalla curva el Samsung S7 EDGE; sin embargo como a toda compañía, le pueden suceder algunas situaciones que pongan a la empresa en una situación no tan amigable con sus clientes, sobre todo cuando se trata de un móvil que se auto incendia, sí el Note 7, un evento que no solo ha afectado a los usuarios, sino también a los empleados de Samsung.

TecnoInnovador Una-crisis-explosiva-para-Samsung-e1477245793165 Una crisis explosiva para Samsung

Aclaremos primero que quienes fabrican en Samsung tienen unos de los empleos más valorados a nivel mundial. Ahora bien, este equipo que era el orgullo de la empresa más grande y conocida de Corea, quedo con un muy mas estatus, pues debido a todas las situaciones volátiles presentadas con sus móviles Note 7 se tomó la decisión de que esta generación fuera prácticamente eliminada de la historia de Samsung.

Y si bien como usuarios hemos encontrado el lado gracioso a estas situaciones al realizar imágenes cómicas en las que se muestre la ironía de un móvil inteligente que explota o se incendia, lo cierto es que esta situación es bastante triste para el equipo que solía tener la mejor reputación, y quienes habían sido tomados como quienes generaban las ganancias de Samsung; pues ahora se les toma, y con justa razón, como los causantes y responsables de una crisis de marca que ha sido bastante dañina para Samsung.

Una de las principales razones por las que el consumidor podría ya no ser tan afecto a adquirir un móvil de la empresa Sur Coreana es que no podrán estar seguros si las siguientes generaciones de móviles traigan una de esas baterías explosivas.