Ya pasaron bastantes semanas desde que Samsung reconoció y anunció que había que recoger los Galaxy Note 7 que ya se habían distribuido en el mercado, pues a la fecha aún no está clara la razón por la que estos dispositivos se calientan y explotan. El problema mayor parece haber pasado, pero puede también estar causando daños colaterales en casa. Cambiaron la fecha de salida del próximo teléfono de importancia, el Galaxy S8.

Qué le ocurre al Samsung Galaxy Note 7

samsung-galaxy

El error misterioso debería estar relacionado con las baterías, así fue como lo vendieron las rápidas comunicaciones, pero aún no es clara o no es pública la razón verdadera por la que el Note 7 funciona mal. Una representante de dicha compañía cuenta que siguen investigando la causa.

Reconocen que no se indefinió correctamente el problema en primera instancia y continúan comprometidos con la búsqueda de la misma. Su máxima prioridad según afirman, es la seguridad del cliente y recuperar el cien por ciento de los Galaxy Note 7 en el mercado.

Samsung realiza un esfuerzo que aseguran ha trastocado los iniciales planes con el Samsung Galaxy S8. Parece que ya se abría retrasado un par de semanas su salida, por intentar determinar aquello que en el 7 salió mal y que jamás vuelva a ocurrir.

Si todo marcha bien, el nuevo teléfono estrella de Samsung tendrá que usar el MWC para su presentación el 26 de febrero. Un evento que los coreanos usan y esta vez tienen mucha prisa para tener un buque nuevo de insignia en el mercado.

¿Dónde está el problema?

Cuando comenzaron a explotar los teléfonos que no tenían baterías creadas por Samsung, se empezó a entender que la falla podría estar en otro punto. Hubo mucha prisa por culpar a la batería.

Es algo que no podremos resolver nosotros, pero si podemos transmitir la información conocida hasta ahora. Lo que se pone sobre la mesa es que los coreanos se apresuraron en culpar a las baterías cuando otras pueden ser las causas de la desagradable situación.