Quien no sabe que Burger King es el servicio a domicilio más famoso del país; comida rápida va y viene en tiempo récord; con tan sólo 2 años en España realizando esta tarea ya ha conseguido más de 4 millones de pedidos realizados satisfactoriamente. Ahora que la tecnología se está apoderando del mundo; también es importante que estos servicios se distribuyan a través de ella.

Un servicio publicitario revela una nueva forma en que los usuarios pueden realizar los pedidos, la primera opción por la web y la segunda por una aplicación que podemos conseguir disponible en la tienda de aplicaciones de Google e iOS; de esta manera todos los usuarios se sentirán más cómodos a la hora de pedir comida rápida.

Lo que se puede hacer en la App de Burger King en Casa

Esta app no es nueva; la aplicación principal de Burger King ya existía pero sin este servicio que ahora sí podemos decir que está disponible. A través de sus diferentes secciones podemos encontrar características interesantes como una gran cantidad de cupones o la propia carta de la casa con un localizador que nos dirá cuál es el Burger King más cercano.

burger-king-2-screen696x696

En la aplicación hay una sección que se llama “A domicilio” esta recopilará datos simples como el nombre y la dirección para identificar tu ubicación y poder realizar el envío del pedido de comida rápida. Luego de superar este menú se procede a seleccionar el pedido; una gran lista de apetitosas cosas está disponible para nosotros.

Sin embargo, hay algunos productos que Burger King no añade a la lista disponible en la aplicación por motivos de mantener la calidad del mismo; entre ellos hay opciones obvias como el helado y los batidos; que se envíen cosas de este tipo puede llegar a crear un descontento entre los clientes; debido al estado en que pueden llegar los alimentos.

Al utilizar la aplicación de Burger King asegúrate de que la dirección y el nombre sea el correcto. Las entregas duran de 10 a 40 minutos, todo depende de la distancia entre el local de comida rápida y tu hogar.