Nanoleaf Aurora son un conjunto de paneles triangulares de luz LED que se conectan juntos en cualquier parte y pueden ser controlados por iOS o Android; o por Siri o Alexa, para que cambien de color de acuerdo a lo que tú quieras. Cada panel es una fuente de luz LED delgada y triangular; con menos de media pulgada de grosor y unas 9 pulgadas de extensión, y el kit básico viene con nueve de estos.

Nanoleaf
Nanoleaf

Paneles Nanoleaf Aurora para pintar la casa

El kit básico de Nanoleaf también viene con una base que se utiliza para cargarlos y puede cargar hasta 30 paneles. Para comenzar a unirlos, se conecta un panel a la base y a partir de allí se comienzan a juntar los otros paneles como se desee; uniéndolos por los lados a través de unos chips que se encargan de transportar la carga de un panel a otro.

Una vez que se ha decidido el diseño o la forma en la que van a ir organizados los paneles luminosos; ya se puede comenzar a colgar todo en las paredes con unos papeles pegajosos que se incluyen en el kit. Se deben utilizar bastantes de estos stickers para que nada vaya a despegarse.

Nanoleaf

La base cuenta con solo dos botones: Uno sirve para encender y apagar los paneles; y el otro para hacer un recorrido por todas las escenas que el usuario ha creado con la aplicación. La app es fácil y divertida de usar. Los paneles aparecerán en la app en la forma en que han sido colgados. Se puede seleccionar cada panel para cambiar su color o brillo o se puede elegir una paleta de colores; para que circules utilizando cualquier efecto de transición que el usuario quiera.

Lo bueno de estos paneles Nanoleaf es que son fáciles de usar y muy bonitos de ver.  La app hace que el proceso de crear nuevos patrones animados sea muy fácil y divertido; además de que se puede utilizar todo con comandos de Siri. Por otro lado, estos paneles montados no son tan prácticos como los bombillos inteligentes, y no encajan en toda decoración. Además, la falta de una herramienta de música le quita mucho carácter.