Los famosos Auriculares inalámbricos de Apple, los Airpods después de que la comunidad los acogiera y les diera un análisis rápido en cuanto a ser los primeros auriculares inalámbricos de la manzana dieron muy buenas impresiones, teniendo un sonido más alto y mejores graves que sus auriculares con cables, mejor ergonomía al adaptarse a la oreja y no resbalar en ningún momento, además de su autonomía de 5 horas, pero todo lo bueno tienes sus lados amargos y ahora lo vamos a contar

Unos Airpods de 179 euros que no se pueden reparar

Según iFixit, la web especialista en reparaciones han decidido destriparlos y se han llevado la sorpresa de que son imposibles de reparar debido a que las piezas adicionalmente de estar soldadas, están pegadas entre sí, sobre todo las piezas que cubren la tecnología del interior. Para acceder al interior debes romper la carcasa de plástico.

Viendo que la construcción no está pensada para que estos dispositivos se puedan reparar lo que despierta las dudas es la batería que tampoco se puede reemplazar y esto a su vez hace más complicado el proceso de reciclaje del producto cuando este termine su vida útil. IFixit asegura que la calidad de los materiales y la construcción del dispositivo no están a la altura de algo que esperaríamos de Apple; se habla de micro burbujas en las soldaduras de la estación de carga o caja de los dispositivos lo que da lugar a problemas futuros.

Cabe decir todo esto si se te llega a estropear los Airpods la reparación no lo cubre la garantía aunque Apple nos ofrece la posibilidad de comprar otros a un precio de 75 dólares. Si de algo hay que elogiar a Apple es de miniaturizar mucho más la tecnología que emplean sus productos pero, ahora bien, ¿vale la pena gastarse 179 euros por unos auriculares bluetooth? Puedes dejar tu opinión en los comentarios.