Infinidades de marcas en el mercado han demostrado que pueden ser llamativas para cualquier usuario, mayoría de estas ofrecen precios atractivos para intentar seducir a los usuarios que volteen a mirarle. Pero cuando hablamos de Apple es totalmente distinto, la marca se da a respetar y todos sus productos se ofrecen a precios exorbitantes.

Dicen que la calidad hace la excelencia, muchas personas pagarían el triple por un producto de excelente calidad y que pueda brindarle la capacidad de satisfacer sus necesidades, pero al parecer Apple tiene también algunos productos que son capaces de acabar con la billetera de cualquier persona a cambio de nada. Hoy te presentamos tres productos de Apple que jamás deberías comprar.

Los iPods de cualquier generación

Estos dispositivos han sido famosos desde hace ya un tiempo, los iPod son totalmente innecesarios, mucha gente se dio cuenta de ello al tener un iPhone en sus manos o un iPad, con ellos prácticamente pueden deshacerlo y disfrutar con estos aparatos de las mismas funciones, increíble que durante años las personas lo hayan adquirido, pero vamos, era la moda.

Mac Mini

Mac Mini

La Mac Mini también se ha convertido en un dispositivo totalmente obsoleto al no ver una actualización desde el 2015, siendo olvidada desde el 2014 luego de que sus ventas decayeran, que no era de extrañarse. Un pequeño ordenador que cabía en la palma de la mano no era lo que precisamente una persona quería, menos cuando te quita una gran cantidad de dinero.

Los Airpods de Apple: El cáncer del momento

Los audífonos de Apple son la sensación del momento, todo por ser inalámbricos, pero un servicio como este no podía ser tan perfecto, ya que tienen una dificultad bastante desalentadora. Estos audífonos cuestan 200 dólares y no pueden ser reparados. Si quieres ser robado y sin pistola, adquiere cualquiera de ellos en las tiendas de Apple.