Seguro que te has encontrado con más de una oferta bastante buena de dispositivos móviles chinos, pero lo has pensado para comprar, ya que los rumores que la gente propaga muchas veces terminan siendo ciertos. La verdad es que estos terminales generan cierta incertidumbre, prometen muy buenas especificaciones y a la final terminan siendo chatarra.

Las características que muchos fabricantes “extraños” ofrecen son bastante atractivas al mercado, además de precio que van desde menos de los 100 Euros, pero ¿Qué hay detrás de todo ello? ¿Ganan algo vendiendo a esos costos? ¿Por qué tan baratos estos dispositivos móviles que llegan a entrar en gama media con un precio tan exageradamente barato?

La verdad sobre los dispositivos móviles chinos genéricos

Reconocer un dispositivo de estos es bastante fácil, procede de un fabricante que en tu vida jamás lo habías escuchado, es Chino y además lleva consigo un precio y características muy atractivas. Pero todo va más allá de esto, los móviles chinos de mala calidad intentan alejarse de las pantallas con Gorilla Glass, cosa que si un móvil o añade lo convierte vulnerable a los rayones, con meter tus llaves al bolsillo junto al móvil ya te tiraste la mica.

Pero vamos que no todas las características para reconocerlo van tangibles, el peor error de todos está en el sistema operativo, muchas personas se dedican a criticar la interfaz de muchos fabricantes diciendo que son de mala calidad, cuando la verdad es que una interfaz propia es signo de que el mismo fabricante ha dedicado tiempo y dinero para hacer que su dispositivo móvil sea agradable con el sistema operativo Android.

Cuando un fabricante poco reconocido ofrece Android puro quiere decir que monta dicho sistema sin haber tocado la interfaz, lo que conlleva a muchos errores de actualización, optimización y rendimiento del móvil, causando así pegues y otros problemas de Software, así este cuente con características de tope de gama.