Samsung en sus preparativos para el lanzamiento del nuevo Galaxy S8 ha estado comprando los set de chips Snapdragon 835 que se encuentra en el camino dejándolo en el mercado temporalmente “agotados” o con muy pocas unidades disponibles y seguirá así hasta el lanzamiento del Samsung Galaxy S8 según los expertos en la industria.

Este movimiento le ha dado en que pensar a LG la cual también se estaba preparando para el lanzamiento del LG G6, el cual se pondrá en marcha antes que el Galaxy S8. Ahora Samsung goza de una buena ventaja con respecto a las demás empresas competentes ya que los Snapdragon 835 es superior a los anteriores S821 y S820.

Samsung Galaxy S8 lleva las de ganar en el mercado

Hasta el momento desde Qualcomm no se ha anunciado ninguna alternativa en la generación 83x, por tal razón el LG G6 se lanzará con un chipset Snapdragon 821 a menos que haya un gran retraso en el lanzamiento de este.

Es difícil afirmar si Samsung decidió acaparar el mercado de estos chips como estrategia para debilitar a la competencia o retrasar la fecha de lanzamiento de los mismos y poder lanzar su Galaxy S8 antes que los demás o si es que no quiere perder capacidad al darles a sus equipos un chip diferente de este.

Lo cierto es que Samsung se aseguró de tener lo que quería para su Galaxy S8 antes de que otro se lo arrebatara y prefirió acaparar el mercado de estos. De momento la fecha de lanzamiento del Samsung Galaxy S8 sigue a la espera pero corren rumores de que Samsung anunciara su lanzamiento el 29 de marzo de 2017 y que su precio podría estar por encima de los 850 dólares sin embargo nada se puede asegurar hasta su lanzamiento.