Tras el reciente lanzamiento del LG V20, muchas personas que han adquirido el LG V10 se preguntan ¿Vale la pena conseguir una actualización? Pagar prácticamente el doble por un dispositivo que trae ligeros cambios es quizás una de las opciones más dudosas que pueden llegar a existir, pero también pueden marcar la diferencia.

En definitiva estamos hablando de dos terminales de gama alta de la misma marca, a simple vista pareciera que no hay cambios y muchas personas juzgarían sólo por los números, pero lo cierto es que en realidad, el V20 cuenta con muchas funcionalidades que te harán desechar tu LG V10 a la basura ¿Por qué? Veamos.

Características del LG V10 Y V20

Si nos fijamos en todo el apartado técnico, prácticamente los números no harán que vayamos a la tienda a correr por una renovación, ambos cuentan con la misma pantalla de 5.7 pulgadas con resolución QHD, doble pantalla, una de ella muestra las notificaciones y también nos permite acceder directamente a las aplicaciones recientes. Debajo de este panel protegido por Gorilla Glass 4 encontramos un procesador Snapdragon 808, en el caso del LG V10 claro, pero en LG V20 nos topamos con el Snapdragon 820, una diferencia abismal.

Luego vemos que su memoria RAM es de unos 4 GB, ambos con el mismo número, al igual que en almacenamiento interno, variantes de 32 y 64 GB, la GPU se ve modificada también, ya que el LG V10 cuenta con Adreno 418 y V20 con Adreno 530. Para muchos, cambios en procesador y gráfico no son relevantes, veamos el resto entonces.

Autonomía: LG V20 aplasta a su antecesor

Si a esto le sumamos la batería de 3200 mAh de LG V20 a comparación de la de LG V10 que cuenta con sólo 3000, la diferencia es abismal. El terminal puede llegar a conseguir una autonomía de hasta 30% ¿Por qué tanto? Si son sólo 200 mAh, pues al tener un Snapdragon 820 las tareas consumen mucho menos batería, eso sin contar que cuenta con Android N, un sistema operativo que ha sido optimizado considerablemente en comparación al Android M con el que cuenta V10.

Pero eso no es todo, el V10 en juegos es todo un fiasco, te quedas jugando 15 minutos y te comes prácticamente el 25% de la batería, pero en LG V20 puedes incluso doblar este número, gracias a su GPU Adreno 530.

Apartado fotográfico

Muchos se dejan engañar por la apariencia, quizás los primeros son los alarmantes de los selfies, quienes prefieren al V10 por su doble cámara delantera, desechando también la doble cámara trasera que el LG V20 ofrece. Lo cierto es que el dispositivo de LG cuenta con la doble cámara delantera, con la misma calidad que su primera generación, sólo que ahora la función de selfie cerca y lejos se gestiona a través de un toque en la pantalla.

Su cámara principal aplasta completamente a la del LG V10, ya que el dispositivo nuevo cuenta con 16 MP+8MP, aunque los 2 cuentan con el problema de no poder estabilizar imagen en vídeos 4K.

¿Ahora te gustaría renovar el móvil?