Hace unos días se disputó la carrera Hyperloop de SpaceX, competición que reunía a estudiantes de ingeniería de diferentes universidades de todo el mundo para mostrar sus creaciones de un medio de transporte futurista que tras meses de diseño por fin fueron mostrados en el certamen.

En el año 2013 el director ejecutivo de la empresa Elon Musk expresó su idea de crear un mecanismo de transporte que incorporara tubos que redujeran la presión en las capsulas presurizadas que se encuentran sobre una bolsa de aire y que son conducidas por compresores con aire y con motores de inducción lineal. La idea se plasmó en agosto del 2013 con un diseño de la ruta del dispositivo móvil que saldría desde los Angeles hasta la Bahía de San Francisco. Dentro de la misma información se teorizó la posibilidad de llevar pasajeros en una cápsula aerodinámica de aluminio con poco aire a impresionante velocidad.

Más de mil estudiantes de 120 universidades a nivel mundial presentaron sus modelos de estos prototipos en el 2016, pasando a la siguiente ronda 22 equipos, consagrándose como vencedor el Instituto de Tecnología de Massachusetss.

Resultados de la carrera Hyperloop de SpaceX

El pasado domingo, 27 equipos de todo el mundo se dieron cita en Hawthorne, a las afueras de los Ángeles para demostrar las capacidades de sus dispositivos de transporte. Con menos de un año para diseñar y crear sus modelos existían más de una versión del mismo, casi en su totalidad contaban con alguno de los tres sistemas de propulsión: Diseño de ruedas, la suspensión cojinete de aire y levitación magnética. El tubo por donde iban a trasladarse los prototipos contaba con 4,150 pies de largo, seis pies de altura y 72 pulgadas en su diámetro exterior, este fue construido por la empresa organizadora de la competición.

Antes de trasladar sus dispositivos por la pista, estos tenían que culminar con éxito una prueba de vacío estructural y funcional. Tan solo tres equipos de los 27 lograron pasar las evaluaciones para competir el día domingo. El Instituto Tecnológico de Massachusetss (MIT), la Universidad Técnica de Munich y la Universidad de Delft de Holanda fueron los tres finalistas para colocar sus diseños en la pista.

Las pruebas

Las pruebas contaron con el acompañamiento del alcalde de los Ángeles Eric Garcetti quién comentó: “Esto es lo que el futuro parece, hoy en día vemos la visión para el transporte del futuro”. En cuanto al progreso y desarrollo de la prueba del Hyperloop, su enfoque consistía en tres fases y puntos claves: empujador, costa y el freno. El empujador de SpaceX que contaba con cuatro ruedas y una velocidad promedio de 50mph era el encargado de empujar a los dispositivos a través del tubo para que ellos bajo su propio mando y poder posteriormente pudiesen desplazarse a lo largo del recorrido.

El primer equipo en demostrar su capacidad fue la Universidad de Munich, su dispositivo se trasladó con una velocidad máxima de 58mph. El segundo modelo en desplazarse fue la Universidad de Delft de Holanda quienes se hicieron con la puntuación más alta y con el premio a mejor diseño y construcción. Por último el equipo de casa el Instituto Tecnológico de Massachusetss que obtuvieron el premio del modelo con mejor seguridad. Una universidad que no consiguió su pase a la instancia como lo es la Universidad de Maryland se hizo con el premio de rendimiento y operaciones.

La fase final de la competición     

Hyperloop

Tras haberse culminado la segunda ronda de la competencia todavía queda una oportunidad para los 24 equipos que no lograron su pase. En el Verano de este año se llevará a cabo la final del torneo, gracias a esto los 24 equipos que no clasificaron pueden realizar modificaciones y cambios a sus diseños para poder competir en la final. Fecha que esperaremos con ansias para ver al ganador del certamen y también para poder observar  progresos y estadísticas de un sistema de transporte futurista.