Hace bastante tiempo se ha venido hablando de rumores sobre el procesador de la marca china Xiaomi, esta marca que llama siempre la atención por tener grandes características de cualquier dispositivo a bajo precio, ahora ha querido incursionar en el mundo de los procesadores móviles, nada menos que con el Surge S1, un SoC que se lanza a hacerle competencia al Snapdragon 626 de Qualcomm. ¿Sera rival suficiente?

Surge S1 Competidor directo de Snapdragon 626

Xiaomi siempre ha querido desembarcar en este mercado de los procesadores y viendo ejemplos como Apple, Huawei o Samsung, no iban a esperar más, después de tanto desarrollar y varios rumores tenemos al Surge S1, un procesador situado directamente en la gama media para competir directamente contra los gigantes.

Su competidor directo es el Helio P20 o un Snapdragon 626 ya que, el Snapdragon 626 utiliza la misma arquitectura del Surge S1, es decir, la Cortex A53, solo que en el caso de este Snapdragon corre a 2,0Ghz. Si hablamos del Helio P20 la arquitectura es idéntica pero en vez de correr a 2,0Ghz la velocidad se eleva hasta 2,3Ghz; dejando al Surge de Xiaomi un poco abajo en cuanto a rapidez se refiere.

Este procesador de Xiaomi tiene 8 núcleos Cortex A53 divididos gracias a la tecnología big.LITTLE en dos grupos, el de tareas pesadas, encargado de juegos o procesamiento exigente, va a una velocidad 2,2Ghz, ahora el segundo grupo de tareas ligeras como navegación o chat, va a una velocidad de 1,4Ghz.

En el caso de los gráficos Xiaomi ha decidido incluir una Mali T860, esto hace al procesador de la marca china menos potente para el rendimiento en 3D si los comparamos con sus rivales. Aunque se sabe que el Surge S1 presenta un ISP Dual de 14 Bits, abriendo la capacidad de gestionar aquellas cámaras duales que tanto se han puesto de moda últimamente entre los fabricantes, además de esto tiene soporte para  la grabación de video en formato 4K y tecnología de micrófonos duales para una mejor reducción de ruido.

Memorias LPDDR3 y más

En las memorias podemos estar seguros que este procesador cumple sobradamente su misión de gestionar a buena velocidad los datos, ya que soporta memoria RAM en LPDDR3 y un almacenamiento interno en formato EMMC 5.0 que alcanzan velocidades de transferencia de 400MB/s. como añadido especial este Surge S1 cuenta con una característica muy especial nunca antes vista, un Modem LTE auto programable, esto quiere decir que no se necesita adaptar el procesador para que vaya dirigido a diferentes mercados sino que podrá llegar desde la fábrica al país de manera directa, la programación se hará por software.

Xiaomi ha encargado en este procesador una base de fabricación un poco antigua, 28nm, esto quiere decir que es poco eficiente con respecto a la energía, en palabras de la propia compañía afirma que la base de diseño empezó en octubre del 2014 y finalizo en diciembre del 2016.

El Software incluido en este procesador posee un algoritmo que mejora la toma de fotografías en baja luz, esto teóricamente debería mejorar la sensibilidad de la cámara un 150%. En base a la GPU se dice que mejora la anterior generación pero, hay que resaltar un detalle, la Mali incluida en el Surge S1 ya tiene 2 años de antigüedad, he ahí su falla, quizá hubieran optado por una gráfica de PowerVR o alguna gama actual de las genéricas ARM.

Basándonos en la presentación que dio Xiaomi, ellos hicieron la comparación con la anterior generación de Qualcomm, el Snapdragon 625, pero se les olvido que ya la compañía americana tiene el Snapdragon 626. Esto podría ser un problema para el único dispositivo que por momento tiene el Surge S1, hablamos del Xiaomi Mi 5C que analizaremos más adelante.